viajes para mujeres viajar sola

Agencia de Viajes para Mujeres

Una agencia de viajes para mujeres. ¿Por qué?

Viajar sola con Womderland

Los motivos por los que creamos una agencia para mujeres que quieren viajar solas.

viajes para mujeres viajar sola

¿Una agencia de viajes para mujeres? ¿Viajar sola? ¿Por qué? Nos preguntan muchísimas veces.
Realmente no se trata de destinos. Se trata del viaje. Y en un sentido mucho más amplio que lo que es el turismo.

A lo largo de nuestra vida nos hemos encontrado con muchas mujeres (incluso a nosotras mismas) que no se sentían capaces de encontrar de encontrar un trabajo mejor. No se sentían lo suficientemente valientes o fuertes para dejar una relación. No se sentían lo suficientemente importantes como para alzar su voz y decir lo que opinaban sobre cierta cosa.
No creamos viajes sólo para que conozcáis un nuevo destino. Creamos viajes para mujeres porque os obligamos a salir de casa y dejar esas convicciones atrás.

No creamos viajes sólo para que conozcáis un nuevo destino. Creamos viajes para mujeres porque os obligamos a salir de casa y dejar esas convicciones atrás.

Creamos viajes para mujeres porque creéis que viajar sola puede ser complicado, que os vais a sentir desprotegidas, que no vais a ser capaces… y al hacerlo os dais cuenta de que no sois tan vulnerables como os pensabais.

Creamos viajes para mujeres para tan sólo rondar por vuestra cabeza la idea que es una opción que podéis llevar a cabo. Aunque finalmente no lo hagáis. De momento…

Creamos viajes para mujeres porque somos muchas las que en algún momento no nos hemos sentido capaces, valientes, fuertes o importantes. Y cuando lo hacemos nos damos cuenta de que aquello sólo estaba en nuestra cabeza.

Creamos viajes para mujeres porque hay miles de mujeres por el mundo con muchas cosas que contar, compartir. Muchas experiencias  que escuchar. Y muchas mujeres que pueden aprender mucho de ti.

Creamos viajes para mujeres porque al hacer la maleta, lo que os estáis llevando son herramientas para la vida: capacidad de decisión, valentía para hacerlo por primera vez, generosidad para compartir con las demás.

Creamos viajes para mujeres porque volvéis con esa maleta llena de recuerdos y de vivencias, con luz en los ojos y una sonrisa enorme en la cara. Porque las dudas sobre vosotras mismas se quedaron por el camino.

Por todo esto decidimos un día crear una agencia de viajes. Pero no una cualquiera… Eso no nos llenaba el corazón. Creamos Womderland. Una agencia de Viajes para mujeres que quieran viajar. Que no quieran quedarse dentro de las fronteras que ya conocen, que son ideas y creencias que pesan como un ancla. Una agencia de viajes para mujeres con ganas de volar, de desprenderse de alguna carga emocional. Mujeres para las que el viaje suponga mucho más que cruzar la frontera geográfica.

Y aquí seguimos! Dándole al coco cada día para seguir creando experiencias que os muevan a dar el paso. Viajes en grupo para mujeres dispuestas a dar el paso. Y no sabéis lo bonito que es veros llegar con vuestra sonrisa tímida e iros con los ojos llenos de emoción, recibir un mensaje vuestro, o un comentario en nuestras redes sociales.

Y cuando algún día nos flaquean las fuerzas que, como a todo el mundo, también nos pasa, recordamos el por qué lo hicimos, el por qué lo seguimos haciendo.

viajar sola viajes para mujeres

Y es que… ¿sabéis quién está siempre al otro lado de todo esto?

Vosotras.

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí

 

Síguenos en Instagram


Viajar sola a La Toscana - Girasoles

Viajar sola a La Toscana

Viajar sola a La Toscana

Una pequeña ruta para descubrir La Toscana en cuatro días. ¿Te vienes?

La semana pasada estuvimos recorriendo una pequeña parte de La Toscana. Una pequeña ruta de cuatro días para llevarnos un recuerdo precioso de esta zona de Italia. Un lugar increíble para viajar sola o acompañada.

Primera parada: Florencia

Nosotras volamos al aeropuerto de Pisa por cuestiones económicas y, desde allí, alquilamos un coche y pusimos rumbo a Florencia.

Es cierto que se puede volar directamente a Florencia, pero las combinaciones eran mucho mejor a Pisa en nuestro caso.

Después de una horita larga de viaje llegamos a nuestro hotel, soltamos las cosas y nos pusimos a descubrir la ciudad.

Nota mental: llevar calzado cómodo. Por la cantidad de horas que vais a caminar y porque las calles son adoquinadas… No hagáis como yo, que me puse sandalias!!

Florencia desprende historia y arte por cada uno de sus rincones. Encanto. Y gente, mucha gente. Nosotras le dedicamos unas 6 – 7 horas a recorrerla, a tomar algún capuccino, a hacernos a algunas fotos y… lo admitimos, para ver tiendas!

Una mención especial a su Ponte Vecchio y, como no, al espectacular duomo.

Y una recomendación para cenar súper rico, bien de precio y en un lugar auténtico: Antica Trattoria Il Barrino. Un restaurante pequeñito con un patio súper acogedor y agradable. Los clientes eran gente local, lo cuál es un plus para nosotras. El trato por parte de las personas que nos atendieron, inmejorable: amables, nos recomendaron, se preocuparan de que todo nos gustara… Repetiríamos seguro!!

Viajar sola a La Toscana - Florencia
Viajar sola a La Toscana - Montepulciano
Viajar Sola a Montepulciano - La Toscana

Viajar sola a La Toscana: Montepulciano y Montalcino

En nuestro segundo día pusimos rumbo a Montepulciano.

Este pueblo me sorprendió muchísimo por su belleza. Al parecer, es conocido porque se rodó una parte de las pelis de Crepúsculo. No teníamos ni idea de esto, lo que es seguro es que nos enamoraron sus callecitas estrechas, sus cafeterías, las murallas de las casas y las preciosas vistas a los campos de La Toscana.

Por cierto, dos cosas a tener en cuenta:

  • La cocina de los restaurantes cierra a las 14:30 (recordad esta norma para el resto del viaje).
  • Para las aficionadas a las compras, especialmente de zapatos, La Toscana os volverá completamente locas. Fue en Montepulciano donde descubrí por primera vez esta maravillosa zapatería. Botas, sandalias, zapatos… con diseños espectaculares, una calidad increíble y, eso sí, unos precios no tan asequibles. Esta zapatería me perseguiría por nuestra ruta por La Toscana, ya que también la vi en Sam Gimignano y en Volterra.

De Montepulciano fuimos a Montalcino, donde teníamos nuestro hotel. Una casa rural en medio de la nada, ideal para desconectar. Entre un pueblo y otro apenas hay media hora de distancia en el coche.

Importante. En Montalcino hay que dejar el coche a las afueras de la muralla. Hay dos parkings habilitados para ello: el de abajo (tendréis que subir bastantes escalones. Son apenas 5 minutos, pero algo agotadores si vais en meses de calor); y otro en la parte de arriba al que accederéis rodeando la muralla con el coche. Están perfectamente indicados. Desde este segundo parking el esfuerzo es menor para acceder al interior de la muralla y pasear por este pueblecito.

Si tuviera que elegir entre uno y otro, me quedaría sin dudarlo con Montepulciano. No sé si porque fue el primero que vi y el que más me sorprendió. No obstante, ambos dos son una perfecta representación de lo que es la auténtica Toscana.

Viajar sola a La Toscana: Siena y San Gimignano

De Montalcino condujimos hasta Siena para hacer una visita de  medio día. Tiene una plaza preciosa y enorme, de las más grandes que hemos visto, y lo que más nos impresionó: su duomo o catedral.

Sin embargo, aquella tarde nos esperaba San Gimignano, donde nos terminaríamos de enamorar de La Toscana. Más medieval que ninguno, súper cuidado, lleno de ambiente, tiendas y bares escondidos en sus callecitas.

En San Gimignano vale la pena mencionar el restaurante donde cenamos: Piaceri della Carne. Ojo, sólo apto para aquellas personas a las que les gusta la carne cruda tipo tartar, carpaccio… A nosotras nos encanta y nos terminó de seducir su ubicación y un músico que, en medio de la plaza estuvo tocando en directo toda la tarde. Fue de cuento!!

Volterra y Pisa

Nuestro último día antes de tomar el avión de vuelta lo dedicamos a Volterra y a Pisa.

Volterra forma parte de la colección de pueblecitos medievales encantadores, por los que pasear, perderte, disfrutar de un café o un vino, dependiendo de la hora…

Aunque la parte más comercial de Pisa no nos enamoró especialmente, la zona que alberga la conocida torre nos dejó boquiabiertas. Está tan bien cuidada y al atardecer tenía una luz tan bonita que parecía pintada! Merece la pena acercarse por allí y dar un paseo, hacer algunas fotos…

El broche final lo pusimos en una plaza que, de casualidad, descubrimos paseando. Llena de terrazas con gente en todas las mesas, música, y precios más que asequibles. Allí pasamos gran parte de la tarde noche tomando vinos, conversando con la gente de alrededor, riendo y comentando las historias de nuestro viaje.

Historias que ya son recuerdos y que ya no nos quita nadie.

Historias que nos encantaría revivir pronto con un grupo de Womders como vosotras. ¿Os apuntáis a nuestro próximo viaje?

Viajar sola a La Toscana - Pisa
Viajar sola a La Toscana - Siena
Viajar sola a La Toscana - Girasoles

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí

 

Síguenos en Instagram


viajes de mujeres

Todo Incluido

Viajes Todo Incluido

Haz la maleta, súbete en el avión y ponte la pulsera. Bienvenida a nuestro hotel “todo incluido”.

A partir de ahora, y durante los próximos 8 días, todo lo que tendrás que hacer es tumbarte en las hamacas e incorporar levemente tu brazo para pedir otro mojito. Si no estás demasiado cansada, igual puedes tomar el buggie que te lleva a la playa y hacer unas clases de AquaGym.

 

Por cierto, por la noche tenemos espectáculos: de magia, de folklore brasileño, nuestra versión casera del Rey León y un monologuista graciosísimo.

 

Nuestro hotel tiene capacidad para 1.200 personas. Tenemos 7 restaurantes temáticos: chino, japonés, mexicano, francés, italiano y sueco. Puedes cenar en uno distinto cada noche y si no consigues reserva tienes a tu disposición nuestro buffet.

 

Las excursiones se pagan aparte. El mínimo de personas que tiene que haber para que se confirme la salida es de 25 personas, para poder llenar un autobús. Si necesitáis cualquier cosa, nuestro personal de recepción estará encantado de ayudaros. ¡Bienvenidas a nuestro “Todo Incluido“!

¿Es esto lo que llaman “Todo Incluido”?

Me he cruzado el océano y he hecho una inversión importante de tiempo y dinero como para pasarme los días sin mover el culo de esta tumbona. ¡Quiero aprovechar hasta el último segundo en este lugar!

 

Sí, quiero ir a la playa y quiero hacer actividades… pero actividades que me permitan conocer aún más la cultura de este sitio, de la gente que vive aquí, de sus rutinas y costumbres.

 

¿Bailan salsa? ¡Quiero que un profesor me dé unas clases! ¿Decoran sus manos con henna? ¡Yo también quiero! ¿Hay alguna asociación de artesanía? ¡Vamos a verla! Por la noche quiero salir y conocer la vida nocturna de la ciudad, pasear por la calle hasta el hotel y caer rendida en la cama.

 

El hotel es enorme, imagino que tendrán personal suficiente para poder atender las demandas y peticiones de tantísima gente, trabajando por dar un trato personalizado y cercano. Seguro que en los 8 días no coincido ni 2 veces con la misma persona… ¡Qué pena! Quizás haya alguien interesante para charlar.

 

Por otro lado, está genial que haya restaurantes tan variados, pero  lo que de verdad me gustaría sería probar la comida local. Cocina casera típica de aquí, preparada por alguna señora que lleva años cuidando de su pequeño restaurante. Sentarme en una terraza frente al mar mientras tomo un té recién hecho. En mi ciudad también hay todo tipo de restaurantes pero, siempre que tengo invitados, les llevo a comer lo más típico, para que se vayan con buen sabor de boca, nunca mejor dicho.

 

Como quiero conocer el lugar, me gustaría apuntarme a las excursiones. ¿Y si quiero quedarme más tiempo disfrutando de la visita? ¿Puedo volver al hotel por otro medio si pierdo el autobús? Se lo he preguntado a la chica de recepción, pero se ha ido a comer y ya no vuelve hasta mañana…

 

No sé si este viaje “Todo Incluido” lo incluye todo…

¿Qué incluye el "Todo Incluido" de Womderland?

Y es que el concepto de viaje “Todo incluido” es muy relativo. En Womderland lo entendemos de otra manera.

 

  • Autenticidad. De principio a fin. Queremos que pruebes los sabores típicos, que veas el color del mar con tus ojos, que toques con tus manos la arena del desierto
  • Tiempo para dedicarle al destino, a tus compañeras de viaje y a ti misma. Tiempo para aprender de todo ello. Conexión y (des)conexión
  • Experiencias que te acercan al lugar, a su gente y su realidad. Que te lleguen a los cinco sentidos. Que te llenen la cabeza de recuerdos. Y el corazón… de emociones
  • Cercanía para que no te sientas sola en ningún momento. Te damos la mano desde que llegas al aeropuerto y te acompañamos a dar los pasos que necesites durante este recorrido
  • Cariño y cuidado en cada pequeño detalle. Porque eres muy especial para nosotras y queremos que lo sepas en cada hotel escogido, en cada actividad, en cada almuerzo y en cada brindis

¡Ah! Y también tenemos nuestra pulsera Womderland Todo Incluido.

Todo depende de nuestras expectativas. De lo que creemos que vale nuestro tiempo y de cómo queremos invertirlo. De cómo nos merecemos disfrutar de él.

 

Podemos invertir en un lujoso hotel, lleno de gente, con una playa privada y blindada a la gente local.  O quizás queremos que esa inversión nos reporte otra serie de beneficios: experiencias vividas, aprendizajes, conocer gente nueva, ampliar perspectivas.

 

¿Seguro que ese viaje que estabas mirando tiene “Todo Incluido”?

Viajes Todo Incluido

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí

 

Síguenos en Instagram


Viajar sola a la Costa Amalfitana - Positano

Viajar a la Costa Amalfitana - Ruta de Cinco Días

Cinco días en la Costa Amalfitana

Cinco días para Viajar Sola a la Costa Amalfitana. ¿Te atreves?

Una ruta de cinco días muy completa en la que además de los pueblos de la costa, descubrimos Nápoles, Capri, el Vesubio y Pompeya. Historia, naturaleza, playa, arte y glamour. ¿Qué le falta a la Costa Amalfitana? ¡Lo tiene todo!

Siempre quisimos hacer este viaje. Habíamos visto la Costa Amalfitana miles de veces en foto y nos parecía una maravilla.

La belleza de sus paisajes, los colores, el mar, el encanto de sus calles… Así que hicimos la maleta y para allá que nos fuimos.

Os contamos el mejor recorrido, dónde alojaros y recomendaciones para degustar la mejor gastronomía napolitana.

Día 1: Llegada a Nápoles.

Aterrizamos en el aeropuerto de Nápoles y nos fuimos directas a cenar al Rossopomodoro, junto a la bahía de Nápoles y al Castillo del Huevo.

Un restaurante con una terracita preciosa, llena de macetitas. Buen precio y buena calidad. Os recomendamos pedir la pizza Margarita. ¡Espectacular!

Después de cenar nos fuimos a dormir para coger fuerzas  para el día siguiente. Nuestro campamento base fue el Hotel MGallery Palazzo Caracciolo. Un antiguo palacete en el corazón de Nápoles con habitaciones confortables, modernas y muy cuidadas. Las instalaciones, súper agradables, y el desayuno maravilloso en el patio interior. ¡La Costa Amalfitana nos espera!

Día 2: Recorrido por la Costa Amalfitana.

Salimos bien temprano. El tráfico en Nápoles es tal y como dicen: ¡un caos!

 

Nuestra primera parada fue en Positano, la típica imagen que todos tenemos en mente cuando pensamos en la Costa Amalfitana.

 

Tiene una calle principal que baja hasta la playa. Está llena de tiendas, bares y restaurantes con mucho encanto. Las casitas de colores en las colinas de la montaña, la gente paseando, las barquitas de pescadores en la playa… Os recomendamos hacer una parada en cualquiera de sus cafeterías y tomar una “granita”, el típico granizado de limón.

Continuamos por la carretera de la costa hasta Amalfi, el pueblo que le da nombre.

Viajar Sola por la Costa Amalfitana es aún más mágico de lo que imaginábamos.

Viajar sola a la Costa Amalfitana - Positano

Una playita pequeña y un pueblecito encantador. En la plaza central domina el duomo o catedral, enorme, cuyo interior se puede visitar. Personalmente, creemos que merece más la pena perderse entre sus calles, las tiendas, y sus casitas blancas. Disfrutar del ambiente desde una terracita, pasear.

 

En Amalfi fue donde hicimos nuestra parada para almorzar. Escogimos el Restaurante Da Gemma por su encanto y por su aire típico italiano. Y fue todo un acierto. La comida estaba increíble. Se accede desde la calle principal subiendo por unas escaleritas. De primeras, no parece gran cosa, pero cuando entras te encuentras una terraza súper agradable en la que comer y hacer sobremesa, con vistas a la calle principal. Por cierto… el tiramisú es obligatorio en Da Gemma. ¡No puedes dejar de probarlo!

 

De vuelta a Nápoles hicimos una última parada en Sorrento. Algunas personas eligen este lugar como base para descubrir la Costa Amalfitana. Es un pueblecito con mar, con mucho ambiente, tiendas y vida. Paralela a la calle principal, hay una callecita súper estrecha llena de tiendas chulísimas y a muy buen precio! Por cierto, no os vayáis sin probar el café de avellana!

 

Una vez en Nápoles, y tras una merecida ducha, nos fuimos a cenar a el Restaurante A’Fenestella, en las afueras, con una terraza sobre el mar. Un ambiente moderno y una buena cena. Un lugar agradable, con buen trato. ¿Qué más podemos pedir?

Día 3: glamour en Capri.

Una vez más nos enfrentamos al tráfico napolitano hasta llegar al puerto. Allí tomamos el ferry en dirección a Capri y en una horita, allí estábamos. Si la Costa Amalfitana es bella, Capri no tiene nada que envidiar.

 

Nos subimos a un barquito privado que nos dio un recorrido alrededor de la isla. Las diferentes grutas azules, blancas, rosas… deben su nombre al coral que tiñe de color el agua que rodea las rocas de los acantilados o faraggioni . Muchas recordaréis esta imagen de un mítico anuncio de Dolce & Gabana. Dicen que al pasar por debajo hay que pedir un deseo… así que nosotras, por si acaso, lo hicimos!!

 

De vuelta al puerto tomamos el funicular para subir a la parte alta y centro de Capri. Las calles, casas, restaurantes no pueden estar más cuidadas. Es precioso mires donde mires.

 

Después de tanto paseo, ya teníamos el estómago que rugía, así que…. Hora de comer!! El lugar elegido fue el restaurante Al Capri, con una decoración preciosa, sencilla, y unas vistas a la bahía que nos acompañaron durante toda la comida.

Viajar sola a la Costa Amalfitana - Capri

Para tomar el ferry de vuelta, el funicular estaba hasta arriba de gente, así que decidimos bajar en los típicos taxis de Capri. Unos descapotables. ¡Había que vivir la experiencia completa!

 

De nuevo vuelta a Nápoles. Descanso, ducha… y a cenar!! Fuimos a Meatin. Es un restaurante en un barrio de clase alta en Nápoles. No lleva demasiado tiempo pero está empezando a despuntar. Su especialidad son las carnes y es una auténtica maravilla. La cocina está visible tras una cristalera y la decoración es sobria, moderna y elegante. Si os apetece cenar una buena carne, no dudéis en pasar por aquí.

Día 4: subida al Vesubio

Estuvo bien dejar para el penúltimo día nuestro viaje a la Costa Amalfitana la subida al volcán Vesubio. Está todavía activo y te puedes hacer una idea de lo que pudo suceder en Pompeya, cuando quedó cubierta por las cenizas del volcán.

 

La subida al Vesubio es a pie. Es exigente pero, con calma y disfrutando del camino, en una hora estás en el mismísimo cráter. Es de los pocos volcanes en el mundo que permiten pasear alrededor del cráter. Está dormido, no está inactivo, y se pueden ver perfectamente las fumarolas saliendo de la montaña y el azufre en las colinas. Tiene unas vistas espectaculares de toda la bahía, de la Costa Amalfitana y de Capri.

 

¿Y qué hicimos después de bajar del volcán? Bingo. Fuimos a comer a un viñedo a los pies del Vesubio. La bodega Vini Sorrentino está apenas a 20 minutos de allí y tiene un encanto espectacular. El restaurante está en medio de las viñas, las cuales puedes recorrer a pie fácilmente.

 

El salón, todo acristalado, permite comer como si estuvieras en medio del viñedo. Y qué decir de la comida… Creo que fue nuestro menú favorito de todo el viaje. ¿Y sabéis qué fue? Espaguetis con tomate!! Sin más!! Pero qué sabor!! Totalmente recomendable. Además, con cada plato te ofrecen una copa de vino de su propia cosecha que marida perfectamente con lo que estás comiendo. Un lugar precioso, en un entorno privilegiado y una maravilla para el paladar.

 

Por la tarde fuimos a recorrer el centro de Nápoles. Su parte histórica, su barrio español… Los napolitanos tienen mucho cariño a los españoles, pues pasaron allí muchísimos años, y nuestra “herencia” sigue aún vigente en sus calles, en su manera de comunicarse, de gesticular, de relacionarse… Aprovechamos para picar y cenar en una trattoria y nos fuimos temprano a la cama. ¡Nos quedaba Pompeya!

Día 5: Visita a Pompeya

Viajar sola a la Costa Amalfitana sólo podía terminar  con un recorrido de Pompeya.

 

Es increíble ver cómo después de tantos años pueden conservarse detalles en perfecto estado como pinturas, mosaicos… hasta la huella de las ruedas por donde pasaban los carros! Las tiendas, las fuentes, las casas, la plaza, el lupanar…

 

El estado de conservación te permite visualizar perfectamente cómo era la vida en aquel lugar y cómo de horrible tuvo que ser el día que quedó sepultada por las cenizas, pues aún se conservan los “calcos” de los cuerpos de las personas que perecieron en la tragedia. Es muy recomendable hacer esta visita con un guía que conozca la historia.

 

A 10 minutos a pie de las ruinas de Pompeya, está Tiberius, el restaurante donde hicimos nuestro último almuerzo. En una terraza cubierta por un tejado de bambú, con sillones y vistas al Vesubio. No se nos ocurre una mejor manera de despedirnos de nuestro viaje por la Costa Amalfitana.

Viajar sola a la Costa Amalfitana - Bodega Vesubio
Viajar sola a la Costa Amalfitana - Pompeya

Y hasta aquí nuestro viaje a la Costa Amalfitana. Hemos descubierto lugares precioso que esperamos compartir muy pronto con muchas de vosotras.

Viajar sola a la Costa Amalfitana es magia. Y nosotras volveremos.

¿Quién se apunta?


viajes-grupo-chicas

Cómo conseguir likes... Viajando

Cómo conseguir likes... Viajando

¿Estás tan enganchada a Instagram como nosotras? ¿Te preguntas cómo conseguir likes como si de una influencer se tratara?

Lo sentimos. No tenemos la varita mágica para responder a esa pregunta (Sin embargo, si sigues el blog de Susana Torralbo seguro que aprenderás más de un truquito).  Lo que sí que podemos hacerte es una recomendación: viaja.

No nos hemos vuelto locas, está demostrado que las fotografías de viajes son las que más interacciones consiguen en las redes sociales. Y si no que se lo pregunten a las influencers, cuya imagen se utiliza en miles de ocasiones para promocionar destinos y hoteles.

Ya no viajamos para visitar museos. Viajamos para construir un museo virtual con las fotos que nos hagamos durante el viaje.

Hacerse una foto, buscar wifi y abrir la aplicación de Instagram es un ritual cada vez que vamos de viaje, ¿verdad o mentira? Y para muestra, un botón.

Veamos los lugares más “instagrameados” y que más likes han conseguido durante el año 2018.

Bali.

¡Cómo para no conseguir likes!

El colorido de su naturaleza, la sonrisa de sus gentes, el encanto de sus rincones, la belleza de sus templos…

Todo esto y más, hacen de Bali un lugar mágico que no sólo querrás inmortalizar con una fotografía, querrás guardarlo para siempre en tu memoria.

¡Ah! Y si tú quieres conseguir likes viajando a Bali, te proponemos cualquiera de nuestras salidas. Puedes verlas haciendo entrando aquí.

Foto de @richmondfinch

Paris.

París, la llamada ciudad del amor… y de las súper fotos en Instagram.

¿Qué nos decís de esta preciosa instantánea? ¿Te resistirías a darle un like?

La luz de esta ciudad y el encanto de cada uno de sus rincones es digno de un álbum completo en cualquiera de nuestros perfiles.

Lo exótico, lo colorido.

Un lugar exótico es la clave.

Lugares como la India, la Polinesia, Tailandia… Sólo con ver una imagen ya nos imaginamos allí. Y es que lo lejano siempre nos atrae aunque, como veremos más adelante, no hace falta irse lejos para descubrir lugares increíbles, hacer fotos chulísimas y conseguir likes haciendo lo que más nos gusta… viajar.

Por cierto, nosotras tenemos un viaje a Tailandia del que podrás volver con miles de fotos que nada tienen que enviar a éstas. ¿Te apetece saber más?

como conseguir likes
como conseguir likes

Barcelona. Mucho más cerca.

Y es que no hace falta volar durante 10 horas. Muy cerquita de nosotras tenemos lugares increíbles como es Barcelona.

Gaudí está presente en su arquitectura, dotando de muchísimo encanto a sus rincones. Los miradores desde el Tibidabo. Las playas.

¿Cómo no vas a conseguir likes con lugares así?

 

como conseguir likes
Foto de @livelove.spain

No sabemos si después de estas ideas conseguirás más likes… Lo que es seguro es que durante un ratito habrás viajado por el mundo, te habrás visualizado posando frente a la cámara …

Y nuestro único deseo… es que hayas disfrutado viajando, aunque sea por un ratito, con tu imaginación.

¡Hasta pronto Womders!

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí


Miedo a viajar sola

Miedo a Viajar Sola

Miedo a Viajar Sola

Aparte del miedo a viajar sola que solemos tener cuando lo hacemos por primera vez, suele suceder que cuando decides hacerlola gente se sorprende. “Oh, qué valiente eres!” “Cuánto te tiene que gustar viajar!” “¿Y no te aburres tú sola?”

Justo ahí respondes que te unirás a un grupo de gente que viaja sola y lo siguiente es: “Ah, un viaje de singles”. Y decides callarte y no dar más explicaciones porque parece que sólo viajas sola si eres una solterona sin remedio o una marginada social que no tiene amigos.

Miedo a viajar sola

Para algunos, parece que es más un sacrificio que unas vacaciones!

Y claro, aparecen las dudas de si estás medio loca o medio desesperada por tomar esa decisión.

Y aparece nuestro gran amigo: el miedo a viajar sola.

Éstas son algunas de las ideas que pasan por nuestra cabeza cuando decidimos viajar en un grupo de mujeres a las que no conoces.

MÁS SOLA QUE LA UNA

¿Y si no encajo con nadie? ¿Y de qué voy a hablar con gente que no conozco? Lo has pensado alguna vez, ¿verdad?

Olvídate. Todas las miembros del grupo van exactamente en las mismas condiciones. Y todas han sentido ese mismo miedo a viajar sola.

Algunas serán más sociables y otras más introvertidas, pero todas van dispuestas a compartir su tiempo con gente que no conoce. Incluida tú. Eso ya es un paso ¿no?

Lo más probable es que a las pocas horas ya estéis riendo y que, al final del viaje, el único rato que hayas estado sola ha sido cuando has necesitado ir al baño… Lo cual es de agradecer…

ME VOY A QUEDAR EN LA RUINA

El mayor desembolso que tendrás que hacer cuando viajas sola en grupo es el del billete y el del viaje. Una vez en destino, la mayoría de los servicios están incluidos.

No tendrás que preocuparte de transportes, ni de dónde comer o cenar. Las habitaciones suelen ser en régimen compartido, lo cual ya supone un ahorro. A no ser que ronques como un oso pardo… En ese caso tus compañeras de viaje agradecerán que te alojes en una habitación individual y las acompañes mientras estés despierta…

Pasamos la mayor parte del año trabajando. Por dinero, claro está. En serio, ¿no vas a invertir un tiempo en ti? ¿Crees que no te mereces un descanso y disfrutar un poco de la vida?

NO SÉ INGLÉS

Inglés, alemán o chino. El idioma que sea el que hablen en el sitio que vas a visitar. ¿Y qué?

Seguro que al menos puedes aprender a decir “hola” y “gracias”. Las dos palabras que abren más puertas que las llaves.

Seguro que conoces el idioma universal: el de los gestos.

Seguro que tienes el Google Translator a tus pies.

Y seguro que vuestro guía ya estará a cargo de que no tengas que preocuparte por eso, porque no sólo conocerá el idioma, sino que estará dentro de su entorno, en el que sabe moverse y comunicarse a la perfección.

¿SEGURO QUE ES SEGURO?

Cuando viajas sola en un grupo de mujeres el viaje comienza en el momento que pones un pie en el destino. Sea en el aeropuerto, en la estación de tren o en el lobby del hotel habrá alguien de la agencia de viajes esperándote. No hay nada que temer. Estarás acompañada desde el primer minuto.

Cuando te incorpores al resto del grupo verás como, poco a poco, se crea un clima de protección entre todas las viajeras. Terminaréis cuidando unas de otras, acompañándoos a comprar los souvenir de última hora e intercambiándoos los teléfonos cuando os despidáis al final del viaje.

Unirte a un grupo de viajes para mujeres es una muy buena opción para visitar algún destino que siempre quisiste y que no te atreviste por miedo.

Lo más importante es estar receptiva ante nuevas experiencias, ante personas diferentes a ti.

Y a la vuelta de tu viaje descubrirás que a lo único que debes tener miedo … es a tener miedo.


viajes de mujeres

¿Cómo viajar más y mejor?

Cómo viajar más y mejor

Viajar suele encontrarse en la lista de aficiones de cualquier persona. Sin embargo no siempre podemos viajar todo lo que nos gustaría. Hoy te contamos cómo viajar más y sobretodo mejor.

A mí lo que más me gusta es viajar!” Cuántas veces decimos y escuchamos esto… ¿Y con qué frecuencia lo ponemos en práctica? Hagamos una pequeña lista de los motivos (excusas) que nos lo impiden:

  • Me falta tiempo para ir de viaje, tengo mucho trabajo
  • Ya no me quedan vacaciones
  • No tengo dinero
  • No tengo con quién ir de viaje

Se admiten nuevas excusas! Así que si se os ocurre alguna más son bienvenidas en los comentarios.

Como te imaginarás no hemos escrito este post para darte motivos para quedarte en casa. Venimos a decirte, básicamente, que tus excusas no nos sirven y que si no viajas es porque sólo buscas excusas y no soluciones.

First things, first

Si realmente te gusta viajar debes marcártelo como una prioridad. Por encima de las rebajas de enero. Si no, haremos lo obvio: invertir nuestros recursos (es decir, tiempo y dinero) en Inditex.

Piensa en que viajar es una inversión y no un gasto. Cada viaje nos aporta experiencias y conocimientos que no se estropean con los lavados, que no pasan de moda, que no hay que planchar y que combinan con todo.

Además, seguro que algún caprichito te das en el destino…

Dos variables importantes: tiempo y espacio

como viajar mas y mejor

Hablamos de viajar, no de física.

Y es que viajar no es sinónimo de volar durante 12 horas a la Conchinchina (que por si no lo sabes, está en Vietnam). Un fin de semana a la montaña, un par de día en la playa, un vuelo a Berlín…

No sólo el aspecto económico, sino el tiempo, es un factor determinante a la hora de viajar. Por ello, los destinos cercanos serán una buena opción.

Puedes aprovechar puentes, fines de semana largos o solicitar algún día de vacaciones extra.

viajes de mujeres

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí

Una solución para cada problema

  • Los problemas de Miss Ocupada 2019: sí, todos tenemos muchíiiiisimas cosas que hacer, trabajos que atender, compromisos… Peeeero, a internet gracias, la tecnología, los portátiles, los wifis y los móviles hoy nos permiten trabajar desde cualquier lado del mundo. ¿Por qué no te lo planteas?
  • Y dónde voy yo con estos pelos: que no te decides por dónde ir? Será por mundo!! Visita blogs de viajes, mira Callejeros Viajeros, consulta con tu entorno, ve guardando información de los lugares que te gustaría conocer…
  • No tengo con quién viajar: esto sí que no es una excusa!! Y mucho menos un problema! Viajar sola es una opción que debes explorar y que te reportará muchos beneficios. Otra opción es que te optes por un viaje de mujeres que viajan en grupo. Así es como viajamos en Womderland! Y no nos perdemos ni un solo rinconcito del planeta.

Después de todo esto imagino que ya estarás haciendo la maleta, mapa en mano, para tu próximo viaje. ¿Tienes alguna excusa más? La esperamos en los comentarios para desmontarla!!

Un abrazo!


Como viajar sola

Cómo viajar sola: manual para primerizas

Cómo viajar sola: manual para primerizas

En este manual para primerizas te vamos a contar las cuatro cosas que debes tener en cuenta si estás pensando en viajar sola por primera vez. Estamos seguras de que te harán disfrutar del viaje mucho más tranquila.

Viajar sola tiene muchas ventajas y si estás leyendo esta entrada es porque, como mínimo, te estás planteando vivir la experiencia de viajar sola. Te felicitamos. Queremos que ésta sea la primera de muchas y que nunca dejes de viajar bajo el pretexto de no tener con quién. Vamos allá.

El sentido común ha de ser el más común de los sentidos.

Y no al revés, como dice el refrán. Usa tu sentido común y tu intuición para no cometer imprudencias. Infórmate de los lugares que vas a visitar, los barrios y las zonas, y elige los horarios más apropiados para visitarlos.

No lleves objetos de valor contigo durante tus visitas ni demasiado dinero. Infórmate si puedes pagar con tarjeta para evitar llevar mucho efectivo.

No aceptes caramelos de extraños… Ah no, eso no creo que te pase. Pero como ves, se trata de no hacer nada que no harías en cualquier otra situación en la que desconoces el entorno, o en la que puedes recurrir fácilmente a algún amigo en caso de necesitar ayuda.

Llámame cuando llegues.

Sí, este post parece una recopilación de mensajes de madre pero… ¡es que siempre tienen razón! (o casi siempre).

Ten informado a tu entorno sobre tus planes del día. Lo que vas a visitar, si te vas a encontrar con alguien… y que les escribirás de nuevo cuando termines tu jornada.

También es importante que lleves el contacto del hotel o del lugar en el que te alojes. Si necesitas ayuda o tienes alguna duda, te será de gran utilidad tener a alguien cerca.

Llévate un palo.

Un palo selfie, no nos interpretes mal. Aunque viajes sola querrás hacerte fotos, y no querrás salir en todas con el brazo estirado y la sonrisa torcida por el esfuerzo.

Con tu selfie-stick (¿veis qué finas nos podemos poner?) no tendrás que darle la vara (nunca mejor dicho) a los desconocidos que te encuentres… Ni saldrás aterrorizada en la foto mientras piensas que van a salir huyendo con tu móvil.

Y que nos quiten lo “bailao”.

Tal cual. Baila, canta, corre… ¡Disfruta del viaje! Habla con todo quisqui, que te cuenten cómo viven, en qué restaurante comen ellos, cuáles son sus tradiciones.

La mayoría de la gente que vas a encontrar es gente buena, como nosotras, como tú. Así que no te dejes llevar por los miedos, por la desconfianza… (¡usa el sentido común!).

¡Ah! Y deja los prejuicios en casa. Con un poco de suerte, cuando vuelvas de tu viaje ya se habrán ido.

Como viajar sola

Y si además de viajar, te apetece conocer gente puedes unirte a alguno de nuestros viajes de mujeres. En Womderland te ofrecemos viajes organizados a diferentes destinos en los que conectarás con la realidad de cada uno de ellos. Podrás viajar con otras mujeres que, como tú, desean seguir descubriendo el mundo y a sí mismas.

Eso sí, si te vienes con nosotras olvídate del palo-selfie. Sonríe… PA-TA-TA!

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí


Ventajas de Viajar Sola

Ventajas de Viajar Sola

Cada día son más las mujeres que decidimos dar el paso de viajar solas. La economía y la disponibilidad de vacaciones en el trabajo son dos condicionantes que a veces nos limitan en nuestras ambiciones viajeras pero… ¿qué ocurre cuando no encuentras con quién hacer ese viaje? Cuando tu entorno no dispone de recursos, no comparte intereses en cuanto a destino…

Viajar no sólo nos permite escapar de la rutina, conocer otros lugares y hacernos unas súper fotos de las que presumir en instagram.  Viajar consigue que eliminemos prejuicios, seamos conscientes de otras realidades y descubramos con nuestra propia esencia.

Somos muy conscientes de que viajar sola supone toda una experiencia personal pero quizás no nos animamos a dar el paso.  La desconfianza y la inseguridad, sobretodo  para nosotras, el “sexo débil” (ironía modo on) a veces nos limitan. Es el momento de dejar las limitaciones y los estereotipos atrás. Para viajar y cruzar fronteras, hemos de deshacernos de esas barreras psicológicas que nosotras solas nos hemos marcado y que nos impiden hacer la maleta.

¿Alguna vez habéis viajado en un grupo de mujeres que viajan solas?

Seguro que alguna vez has viajado con tus amigas, pero esto es diferente, hablamos de un grupo de mujeres que no se conocen entre ellas y que están unidas por su pasión por los viajes.

Tampoco hablamos de viajes de singles. Es tan sencillo como un grupo de mujeres que quieren viajar y vivir luna nueva experiencia.

Esto hacemos en Womderland. Programamos destinos y fechas con un cupo limitado de plazas. Aquellas viajeras que quieren unirse reservan su plaza, se encuentran en el destino e inician la aventura juntas.

¿Por qué unirnos a un grupo de mujeres que viajan solas?

  • Cuando viajas sola no tienes que ponerte de acuerdo con nadie más. ¿Te cuadran la fecha y el destino? Pues vámonos!!
  • La sensación de inseguridad se relaja al formar parte de un grupo. No nos sentiremos solas.
  • Es mucho más económico al compartir gastos de transporte o alojamiento y así... tendremos algo más de dinerito para darnos algún capricho!!
  • Nos da la posibilidad de conocer a otras mujeres con los mismos intereses que nosotras, empezando por el destino elegido!

  • Nos entendemos entre nosotras desde la complicidad y la empatía y las relaciones que se crean son muy muy especiales!
  • Viajar sola no solo implica viajar a un nuevo destino que podemos señalar en el mapa. Cuando viajas sola  estás emprendiendo un viaje muy diferente en el que te conocerás  un poco más ti misma. Descubrirás que eres capaz de mucho más de lo que imaginabas. Conectarás con tu verdadero "yo", un mundo interior que desconocías.
  • Conocer a otras mujeres con otras realidades, maneras de vivir, valores diferentes… nos ayuda a eliminar prejuicios, a ser tan libres como son ellas, a empatizar …

Podemos ser nosotras mismas y vivir la vida sin dejarnos nada por hacer. Viajar, conocer otras realidades, romper esas barreras, abrazar otras culturas, eliminar prejuicios y ser mucho más libres.

En Womderland no sólo trabajamos en los programas del destino, sino que creemos firmemente en estos valores y vivimos a través de ellos.  Los transformamos en experiencias para compartir con todas las mujeres que también sienten identificadas.

No es sólo coger un avión y hacerse muchas fotos. Es ser conscientes del momento, poner los cinco sentidos. Compartir y darnos la oportunidad de que otros compartan lo que tienen con nosotras.

Hagamos la maleta. Demos un paso adelante. Que el mundo nos conozca.

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí


viaja a tu aire

Nueve aplicaciones para viajar sola

Nueve aplicaciones para viajar sola

La tecnología, los smartphones y la creatividad de las mentes pensantes ha hecho que viajar sola sea mucho más fácil, sencillo y seguro de lo que era hace algunos años.

Hay aplicaciones para casi todo y si estás pensando en viajar sola no debes dejar de descargarte algunas de las que te vamos a hablar hoy en el blog.

¿Estás lista? Toma nota.

No te volverás a perder

Dicen que preguntando se llega a Roma pero gracias a aplicaciones como Google Maps o Maps.me puede que necesites preguntar un par de veces menos.

 

La primera la hemos utilizado todas más de una vez y no tienen ningún misterio para nosotras. Sin embargo, Maps.me es una muy buena alternativa si no dispones de conexión a Internet, pues si te descargas previamente en tu teléfono los mapas de las ciudades que vas a visitar, podrás consultarlos sin necesidad de estar conectada.

Muévete

Puede que alquiles un coche, puede que todo lo que quieres visitar pueda hacerse caminando o puede que necesites hacer uso del transporte público y vivir una experiencia más auténtica.

 

Moovit es otra de las aplicaciones que debes instalar en tu teléfono tanto si piensas viajar sola como si no, pues ofrece información en tiempo real para moverte de un sitio a otro en transporte público, las mejores rutas y precios.

Los básicos

Viajar sola no significa que no puedas comunicarte, es más, tendrás más ganas que nunca de compartir charla con los lugareños. Por ello, si patinas un poco con los idiomas no puedes dejar de lado el socorrido Google Translator. Te sacará de más de un apuro.

 

Comer y viajar… todo es empezar (no era así… ¿verdad?). En cualquier caso, Tripadvisor está lleno de reviews y comentarios para que elijas donde comer filtrando según tus gustos y necesidades. Aprovecha y colabora con la comunidad dejando tus propios comentarios!

viaja a tu aire

Ah, y si tienes que cambiar de divisa, XE Currency es la aplicación que debes llevar para que no te tomen el pelo con las vueltas!

Utilidades

Tres aplicaciones que te pueden hacer el viaje más sencillo:

 

Con AroundMe podrás encontrar comercios útiles que te pueden sacar de más de un apuro en caso de necesidad: farmacias, gasolineras…

 

Packpoint es la aplicación que debes descargar incluso antes de empezar a preparar la maleta. Introduces el destino y la fecha del viaje y te aconsejará sobre qué debes llevar en tu equipaje sí o sí. Mola, ¿no?

 

Y por último, la joya de la corona. Curiosa, quizás no necesaria, pero que a más de una nos hubiera encantado tenerla alguna vez: Flush. Esta aplicación nos informa sobre los cuartos de baño disponibles en nuestra ruta. ¿Se convertirá en el TripAdvisor de los aseos? Sugerimos un hashtag específico para Instagram!!

 

Como ves, viajar sola (o acompañada) se ha vuelto mucho más fácil desde que los smartphones llegaron a nuestras vidas. ¿Qué aplicaciones recomendáis vosotras?

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí