Cómo viajar sola: manual para primerizas

En este manual para primerizas te vamos a contar las cuatro cosas que debes tener en cuenta si estás pensando en viajar sola por primera vez. Estamos seguras de que te harán disfrutar del viaje mucho más tranquila.

Viajar sola tiene muchas ventajas y si estás leyendo esta entrada es porque, como mínimo, te estás planteando vivir la experiencia de viajar sola. Te felicitamos. Queremos que ésta sea la primera de muchas y que nunca dejes de viajar bajo el pretexto de no tener con quién. Vamos allá.

El sentido común ha de ser el más común de los sentidos.

Y no al revés, como dice el refrán. Usa tu sentido común y tu intuición para no cometer imprudencias. Infórmate de los lugares que vas a visitar, los barrios y las zonas, y elige los horarios más apropiados para visitarlos.

No lleves objetos de valor contigo durante tus visitas ni demasiado dinero. Infórmate si puedes pagar con tarjeta para evitar llevar mucho efectivo.

No aceptes caramelos de extraños… Ah no, eso no creo que te pase. Pero como ves, se trata de no hacer nada que no harías en cualquier otra situación en la que desconoces el entorno, o en la que puedes recurrir fácilmente a algún amigo en caso de necesitar ayuda.

Llámame cuando llegues.

Sí, este post parece una recopilación de mensajes de madre pero… ¡es que siempre tienen razón! (o casi siempre).

Ten informado a tu entorno sobre tus planes del día. Lo que vas a visitar, si te vas a encontrar con alguien… y que les escribirás de nuevo cuando termines tu jornada.

También es importante que lleves el contacto del hotel o del lugar en el que te alojes. Si necesitas ayuda o tienes alguna duda, te será de gran utilidad tener a alguien cerca.

Llévate un palo.

Un palo selfie, no nos interpretes mal. Aunque viajes sola querrás hacerte fotos, y no querrás salir en todas con el brazo estirado y la sonrisa torcida por el esfuerzo.

Con tu selfie-stick (¿veis qué finas nos podemos poner?) no tendrás que darle la vara (nunca mejor dicho) a los desconocidos que te encuentres… Ni saldrás aterrorizada en la foto mientras piensas que van a salir huyendo con tu móvil.

Y que nos quiten lo “bailao”.

Tal cual. Baila, canta, corre… ¡Disfruta del viaje! Habla con todo quisqui, que te cuenten cómo viven, en qué restaurante comen ellos, cuáles son sus tradiciones.

La mayoría de la gente que vas a encontrar es gente buena, como nosotras, como tú. Así que no te dejes llevar por los miedos, por la desconfianza… (¡usa el sentido común!).

¡Ah! Y deja los prejuicios en casa. Con un poco de suerte, cuando vuelvas de tu viaje ya se habrán ido.

Como viajar sola

Y si además de viajar, te apetece conocer gente puedes unirte a alguno de nuestros viajes de mujeres. En Womderland te ofrecemos viajes organizados a diferentes destinos en los que conectarás con la realidad de cada uno de ellos. Podrás viajar con otras mujeres que, como tú, desean seguir descubriendo el mundo y a sí mismas.

Eso sí, si te vienes con nosotras olvídate del palo-selfie. Sonríe… PA-TA-TA!

¿Viajas sola? Únete a nosotras. Consulta nuestro calendario de viajes haciendo click aquí